¿Sabías que desde 1980, los productores de soya de Estados Unidos han disminuido la erosión del suelo en un 66%, han reducido las emisiones en un 42% y han aumentado la eficiencia del uso de la tierra en un 47%, y al mismo tiempo han aumentado la producción en un 96%?

Y es que, la demanda de sostenibilidad de los consumidores no es una moda pasajera. Un suministro confiable de soya de alta calidad producida de manera sostenible es de vital importancia tanto para el consumidor, como para la salud del planeta.

Precisamente, los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) tienen como propósito acabar con la pobreza, proteger el planeta y garantizar que todas las personas disfruten de paz y prosperidad para el año 2030. Estos ambiciosos objetivos anticipan una población mundial de 9,700 millones de personas para el 2050.

De hecho, el Informe de Nutrición Global 2020 muestra que una de cada nueve personas en todo el mundo está malnutrida: uno de cada tres tiene sobrepeso o sufre de obesidad; casi uno de cada cuatro niños menores de 5 años se enfrenta a un retraso en el crecimiento debido a la desnutrición; y la inseguridad alimentaria moderada o grave afecta a casi un tercio de la población en Latinoamérica, más de la mitad de la población de África, y a una quinta parte en Asia.

Es en este contexto, que el acceso a proteínas de alta calidad será clave para garantizar una buena nutrición para las personas y animales, así como para la salud del planeta. Y aquí, la soya juega un papel fundamental al ser una proteína completa que posee los tres macronutrientes necesarios para una buena nutrición: fibra, vitaminas y minerales.

Y en ese sentido, la soya estadounidense sostenible también contribuye a la seguridad alimentaria de una población en crecimiento, al mismo tiempo que ayuda a preservar el medio ambiente con menor cantidad de grasas saturadas, además de múltiples atributos que contribuyen a la seguridad alimentaria de una población en crecimiento, preservando el medio ambiente de forma simultánea.

La cadena de valor de la soya sostenible de EE. UU.

 La soya como solución comienza con los agricultores estadounidenses, que adoptan las mejores prácticas para cultivar soya y obtener así proteínas nutritivas, seguras y asequibles, tanto como alimento para las personas como para los animales.

Desde el campo hasta la mesa, todos los eslabones de la cadena de valor de la soya de los EE. UU. están profundamente comprometidos con la sostenibilidad, desde la siembra hasta la cosecha, y el SSAP verifica esa producción sostenible de soya sin aumentar su costo.

El Consejo de Exportación de Soya de EE. UU. (USSEC) brinda asistencia comercial y técnica a las empresas procesadoras y consumidores de soya de EE. UU. y productos derivados. La colaboración con múltiples organizaciones internacionales y directamente con empresas de los diversos sectores agroindustriales en el mundo, le permite cumplir su misión de optimizar el uso y valor de la soya de EE. UU. en los mercados internacionales, satisfaciendo las necesidades de sus miembros y clientes globales.

USSEC está trabajando actualmente en Colombia, y en otros países de América Latina, para promover los beneficios de la producción sustentable con importadores, procesadores y trituradores, así como para concientizar a los consumidores de que pueden comprar productos que contengan soya cultivada de manera sostenible.  La soya constituye la principal exportación agrícola de Estados Unidos: ha producido constantemente alrededor de un tercio del suministro mundial de soya y cerca de la mitad de la producción se destina a clientes globales, entre ellos Colombia, por lo que la colaboración para educar al mercado regional sobre la cadena de valor sostenible juega un rol estratégico.

Sostenibilidad verificada para el consumidor latinoamericano

De acuerdo con el estudio «Food Industry Insights Consumer» desarrollado en 2019 por United Soybean Board, el 73% de los consumidores globales considera importante ingerir alimentos producidos mediante métodos y prácticas que contribuyan, a largo plazo, a la preservación del medio ambiente.

Cerca de la mitad de la soya de EE. UU. se consume en mercados internacionales. El SSAP verifica los envíos de soya de EE. UU. a otros países como sostenibles, basados en un sistema nacional de leyes y regulaciones de sostenibilidad y conservación, combinado con la implementación cuidadosa de las mejores prácticas de producción: la mayoría de los productores de soya de EE. UU. participan en programas voluntarios de conservación y aplican pautas y prácticas estrictas de producción sostenible.

cultivo de soya
Empresas Latinoamericanas que forman parte de la cadena de valor de soya sostenible de EE. UU.

El SSAP proporciona opciones documentadas y verificadas para los productores de alimentos, forraje, bienes de consumo y empresas de productos industriales en todo el mundo. El informe de USSEC encontró que el 38% de las exportaciones de soya de EE. UU. se ha verificado como sostenible bajo el SSAP, lo que le convierte en el esquema de verificación de sustentabilidad más grande del mundo con más de 100 millones de toneladas métricas exportadas desde que se lanzó el protocolo en 2014.

Debido a que la soya de EE. UU. se verifica como sostenible según el SSAP, permite que las empresas globales desempeñen un papel clave para ayudar a las personas a alcanzar sus objetivos de vida sustentable al proporcionar una variedad de proteínas y productos que respaldan el éxito de nuestro medio ambiente y nuestros estilos de vida.

La soya sostenible de EE. UU. contribuye además a proyectos de educación para apoyar las cadenas de suministro de alimentos en los países en desarrollo, lo cual puede representar también oportunidades para potencializar industrias emergentes basadas en la agricultura sustentable, como ocurre con la acuicultura, por ejemplo.

En una era en la que 6 de cada 10 consumidores globales están interesados en aprender más sobre el origen de sus alimentos, la tendencia hacia la transparencia alimentaria puede ayudar a aumentar la demanda de soya cultivada de manera sostenible y a las empresas que aceptan esta responsabilidad compartida.

Beneficios de la soya sostenible

La soya de los EE. UU. es una proteína completa y altamente nutritiva, que posee los tres macronutrientes necesarios: proteínas, aminoácidos y energía, así como una funcionalidad y rendimiento superiores de sus aceites.

La industria de la soya está innovando constantemente, ya sea en el desarrollo de semillas, en las prácticas de producción o en las oportunidades de comercialización. La industria de la soya de EE. UU. promete satisfacer las necesidades de un mundo en crecimiento y, al mismo tiempo, proteger nuestros recursos naturales.

Empresas Latinoamericanas que forman parte de la cadena de valor de soya sostenible de EE. UU.

El SSAP cuenta con un enfoque medible y orientado a resultados para la mejora continua, que se revisa y actualiza constantemente en función de métricas y comentarios. Cerca de la mitad de los envíos de soya de EE. UU. a la Región de las Américas se verifican como sostenibles bajo el SSAP. Estas son algunas de las empresas. que ya ostentan este sello y que además avalan su compromiso con la sostenibilidad global como parte fundamental de su cadena de valor:

COLOMBIA

ALENPRO

www.alenpro.co

ITALCOL

www.italcol.com

SOLLA

www.solla.com

COSTA RICA

INOLASA

www.inolasa.com

REPÚBLICA DOMINICANA

AGRIFEED

www.agrifeed.com.do

AGROFEM

FB / IG: @agrofem

AGROTEL

www.agrotel.com.do

Grupo Don Julio

www.grupodonjulio.com

Grupo Endy

FB / IG: @pollos_endy

GUATEMALA

COMAYMA

www.comayma.com

 MÉXICO

RAGASA

www.ragasa.com.mx

Acuícola Season

www.seasondesert.com

ECUADOR

Grupo BiOALiMENTAR

Para más información, por favor visite bit.ly/SoyaSostenibleEEUU

Fuente: Redagrícola Colombia y Soya Sostenible ussoy.org

Show Buttons
Hide Buttons
error: Content is protected !!
Abrir chat
Necesitas Ayuda?
Chatea con nosotros en Whatsapp para conocer más sobre Soya sostenible de Estados Unidos., la clave para un mejor futuro!